Las mujeres embarazadas no deben abstenerse de viajar. Salvo embarazos de alto riesgo o indicaciones específicas de tu médico, el estar esperando un bebé no es motivo para quedarse en casa.


Sin embargo, hay ciertas consideraciones que debes tener para evitar molestias y contratiempos, y que estas vacaciones con pancita sean un éxito.


Antes de salir


Informa a tu doctor que planeas salir de viaje. Indícale a dónde vas y por cuántos días para que te de las recomendaciones médicas adecuadas.


Lleva contigo una hecha por él informando de tu estado y dando su autorización para que hagas el viaje. En los aeropuertos suelen pedirlas cuando vas a abordar embarazada.


Infórmate de las facilidades médicas que hay en el lugar a dónde vas. En caso de emergencia, debes saber a dónde puedes dirigirte.

 

Elige el destino con cuidado


Si estás dentro de los primeros meses, puedes elegir el destino que desees. Por lo general, las aerolíneas te permiten subir hasta los 6 meses de embarazo. Si ya pasas del séptimo mes, te aconsejamos hacer escapadas pequeñas a lugares cercanos.


Procura evitar los destinos con alta exposición al sol. La mayoría de las mujeres embarazadas sufre de bochornos, lo que acentúa el fenómeno de transpiración dilatando los vasos sanguíneos. Sientes las piernas pesadas, y a altas temperaturas aumenta la cantidad de estrías que se forman.


Por otro lado, la natación es el deporte ideal para las mujeres embarazadas, así que procura quedarte en un hotel donde encuentres alberca.

 

Ten cuidado con los destinos exóticos. Los mosquitos son muy molestos y pueden traer infecciones. Además, debes poner especial atención a cómo te alimentas. No comas productos crudos o verduras que no sabes si están bien lavadas, recuerda que comes por 2. Toma agua embotellada.


Elige lugares a los que puedas ir sin vacunarte. No es recomendable tomar medicamentos cuando estás embarazada. También debes evitar los lugares turísticos en los que tengas que caminar mucho, pues la fatiga impedirá que te diviertas.

 

Viaja cómodamente


Es importante que viajes en buenas condiciones para evitar un aborto o un parto prematuro. Si tomas las precauciones necesarias, no tendrás ningún problema.


En coche: Viajar en carretera es lo más recomendado, incluso puedes conducir. Si no tienes que hacer, viaja en el asiento trasero y ponte el cinturón de seguridad por debajo de tu vientre. Ir sentada puede ser agotador, por lo que te aconsejamos parar cada 2 horas a estirar tus piernas.


En avión: Es la manera más cómoda de viajar, pero si tienes más de 6 meses te será imposible. Lleva el certificado médico de que puedes salir y prepárate para que la azafata te consienta.


Crucero: Evítalo. ¿Qué vas a hacer si tienes contracciones a la mitad del océano?



Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635