Lo más natural entre mamás y papás es querer compartir consejos y experiencias, querer
ayudarle a los nuevos papás a vivir esta nueva aventura de la forma más sencilla posible.
Sin embargo, no todo el mundo se toma igual de bien un consejo no pedido… Por eso aquí te
compartimos 5 formas adecuadas para compartir tus experiencias y tu atinado consejo con los
nuevos papás sin que se sientan invadidos o criticados.


¡Toma nota!


1. Espera a que te lo pidan
Pudiera parecer lógico, pero a los papás nos cuesta mucho trabajo quedarnos callados cuando
vemos que hay una situación desarrollándose frente a nuestros ojos en la que pudiéramos
aportar algo.

Sin embargo, esto es particularmente importante con los nuevos papás, para que cuando te
pidan tu consejo sean realmente receptivos. Otra cosa que puedes hacer es preguntar antes de
ofrecer tu ayuda, y así te aseguras de que realmente quieran escucharte.


2. Respeta sus decisiones
No importa si es tu hermana o tu mejor amiga, cada mamá tiene derecho a equivocarse en esta
hermosa aventura, así que respeta lo que decidan aunque no sea lo mismo que tú hubieras
decidido o incluso sabiendo que esa decisión les va a traer pésimas consecuencias.
Sea como sea, si quieres seguir siendo una figura cercana en la que confíen y a la que acudan
a pedir consejo, debes respetar cualquier decisión que tomen, aunque sea contraria a lo que tu
aconsejaste.


3. No te tomes las cosas personales
Recuerda que cada quién está viviendo esta experiencia como puede, y así como tú tomaste
tus propias decisiones y experimentaste como pudiste, cada nueva mamá está intentando
hacer lo mismo y nada de lo que digan será con ánimos de ofender, así que no te tomes nada
personal y asume que cualquier cosa dicha mientras el bebé llora y la mamá no sabe qué
hacer, no fue un comentario malintencionado.


4. Sé directa en tus comentarios
Si ya estás en el punto de dar un consejo o hacer un comentario sobre alguna situación en
particular, debes ser lo más directa posible y sustentar tu opinión con argumentos válidos, los
mismos que tú hubieras querido escuchar de una persona compartiendo su opinión contigo
mientras tú eras la nueva mamá.
La empatía es siempre la mejor herramienta.


5. No asumas que lo que funciona para ti funciona para todas
Y hablando de empatía, recuerda que cuando tú eras la nueva mamá no todos los consejos
que te dieron te funcionaron… Este principio aplica para todas, pero siempre vale la pena
ofrecer esa palabra amiga que puede hacer toda la diferencia en la vida de la nueva mamá que
está descubriendo cómo vivir esta nueva etapa.

Ahora sí, con estos tips en mente estás más que lista para compartir esa gran sabiduría que
has ido acumulando desde que eres mamá… ¡Felicidades!



Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635