A pesar de que estamos en pleno siglo XXI, en la era de la información y la tecnología, en un
momento mundial en el que hay más información que personas en el mundo, aún sigue
habiendo mitos alrededor de muchísimas cosas, entre ellas, el embarazo.


Y aunque es complicado desmitificarlos todos, sí hay varios mitos que debemos dejar de creer
por la salud y el bienestar tanto del bebé como de la mamá.


Aquí te contamos 3 por los que todas podemos empezar:


En el embarazo debes comer al doble
No es lo mismo decir que estando embarazada comes para dos, que afirmar que debes comer
el doble. Comer pensando en dos implica que debes ser muy consciente de que cada cosa que
llevas a tu boca es parte de la alimentación de tu bebé, y esto hacerte buscar una alimentación
muy saludable durante el embarazo, considerando que esa zanahoria y esa calabaza y esa
nuez son parte del desarrollo del cuerpo y el cerebro de tu bebé.


Pero si te avientas 9 meses comiendo el doble de comida, no estás comiendo sanamente.
El movimiento del bebé puede sentirse desde los primeros dos meses
Un mito que no sólo es falso sino que además puede preocupar muchísimo a las mujeres
embarazadas por primera vez.


Aunque cada cuerpo es diferente, los médicos coinciden en que los movimientos del bebé
empiezan a ser ligeramente perceptibles hasta la semana 16 (cuatro meses), y van
aumentando en intensidad hacia la semana 20 (cinco meses).


Durante los primeros 3 meses tu bebé está flotando plácidamente, ocupado en seguir
creciendo, así que es normal que no sientas ningún movimiento o que, de sentirlo, sea más un
cólico o un gas que el bebé.


De cualquier manera, si tienes dudas sobre cualquier cosa, platícalo con tu médico para que
estés tranquila.


La forma de tu panza puede indicar el sexo del bebé
Hay una extraña creencia que dice que si la panza de la mamá es redonda tendrá una niña y si
es puntiaguda será niño. Aunque seguramente haya casos que confirmen y casos que refuten
esta teoría, la realidad es que no es más que un mito.


La forma de la panza está determinada por el útero conforme va creciendo. Si en algún
momento es más sobresaliente es por la ubicación de tu útero y el tamaño del bebé no por el
sexo.


Si quieres saber a ciencia cierta qué sexo tiene tu bebé puedes practicarte un ultrasonido a la
semana 16, aunque para estar cien por ciento seguros, te recomendamos esperarte hasta la
semana 22.


Recuerda que cualquier duda que tengas debes consultarla con tu médico, él o ella son la
mejor fuente de información.



Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635