En BSCU no nos cansaremos de darte información sobre la correcta nutrición de tu cuerpo durante el embarazo, porque esos alimentos que lleves a tu boca afectarán de manera importante el desarrollo de tu bebé.

 

Ese momento en que tu bebé está dentro de tu cuerpo es uno de los más importantes de su vida, ya que ahí comienza el desarrollo de todos los sistemas de su cuerpo. Esto quiere decir que lo que tú comes se convierte en el material del que estará hecha cada fibra de tu bebé, los cimientos de lo que será su cuerpo una vez fuera del útero.

 

La nutrición de la mamá es la que determina el riesgo que tendrá tu hijo de enfermarse y la resistencia a los agentes externos. Hoy en día sabemos que el bebé entra en contacto con la microbiota desde que está en la placenta, y desde ahí empieza el desarrollo de su salud intestinal.

 

Según la Teoría de Barker, si una mujer embarazada lleva una dieta restrictiva de proteínas esto puede causar una disminución en el peso del bebé, algo que puede resultar en un mayor riesgo de padecer hipertensión y diabetes en la edad adulta. O por ejemplo, si una mamá consume probióticos durante el embarazo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a controlar el peso y los niveles de azúcar en la sangre, lo que se traduce en un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas en la vida adulta, una disminución en las alergias y un menor porcentaje de padecer enfermedades respiratorias.

 

¡Así de importante es lo que comemos!

 

Nuestro estilo de vida, y particularmente lo que comemos, determina la calidad de nuestros genes desde la etapa intrauterina.

 

Por eso es muy importante llevar una alimentación completa y balanceada que nos asegure el buen desarrollo de nuestro bebé.

 

Los expertos recomiendan incluir estos 7 alimentos para ayudarte a cuidar el metabolismo del bebé desde que está en el útero:

 

  1. Pescados azules (salmón, trucha, huachinango… cocidos, claro).
  2. Semillas como almendras, nueces, pistaches y nuez de la india, de preferencia sin sal.
  3. Aceite de coco, oliva y aguacate.
  4. Verduras de hojas verdes (espinacas, kale, arúgula)
  5. Alimentos con flora (tempeh, kefir, natto, kombucha, chucrut)
  6. Alimentos ricos en fibra

 

Inclúyelos en tu alimentación diaria y asegúrate de darle a tu bebé todas las herramientas para crecer sano y fuerte.

 

 

 

 

 



Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635