Todas las mamás sabemos que tenemos una gran responsabilidad en cuanto a motricidad se refiere, nosotras tenemos la hermosa tarea de ayudarle a nuestros peques a desarrollar muchísimas de las habilidades que necesitan para seguir creciendo.

 

¡Y los ejercicios que hagas con él son fundamentales para esto! Algo importante es que debes hacerlos con mucho cuidado, sin forzar a tu bebé y lo ideal es realizarlos en un momento óptimo para él, que es cuando está bien descansado (una media hora después de que se despierte) o cuando notes que está más dispuesto a ponerte atención.

 

Ahora sí, comencemos con estos 5 ejercicios súper útiles para estimular la coordinación de tu bebé en sus primeros 10 meses de vida.

 

  1. Para ayudarlo a controlar su cabeza

Cuando tu bebé esté acostado boca abajo, acércale juguetes de colores llamativos y que hagan sonidos alegres. Esto lo motivará a levantar la cabeza. Los primeros meses te recomendamos colocar una cobijita bajo su pecho y hombros para ayudarlo a hacer el movimiento, o puedes acostarlo sobre tu pecho (contigo boca arriba) y desde ahí llamar su atención con los juguetes.

 

  1. Para que aprenda a voltearse

Cuando tu bebé ya tiene control de su cabecita, es momento de enseñarlo a girarse. Colócalo sobre una manta suave y levanta lentamente uno de los lados para que tu bebé ruede muy despacio hacia su costado. Mientras lo vas girando debes demostrarle tu alegría ante esta actividad para que se sienta seguro. Esto favorece muchísimo la motricidad.

 

  1. Para desarrollar la coordinación de sus manos

Con lo primero que van a experimentar los bebés es con las manos, así que ayúdalo a desarrollar su coordinación colocando un dedo sobre su palma para que cierre la manita al sentirlo. Esto estimula sus reflejos. Ahora, si tu bebé siempre tiene los puñitos cerrados, puedes acariciar desde su dedo meñique hasta su palma, estimulándolo a abrir la mano y tomar tu dedo.

 

  1. Para mantener el equilibrio

Coloca un rodillo de esponja bajo su pecho cuando esté boca abajo y sujeta sus piernitas mientras lo llevas de adelante hacia atrás, como si estuvieras jugando a la carretilla. Los movimientos deben ser muy pausados y siempre acompañados de tu voz para que se sienta seguro. Puedes colocar su juguete favorito delante de él para que intente alcanzarlo con el movimiento.

 

  1. Para que empiece a arrastrarse

El primer movimiento de independencia es el arrastre, y tú puedes fomentarle colocándole un juguete muy cerca y luego empujarlo muy suavecito desde su espalda y pompis para que se arrastre hacia él y pueda tomarlo.

 



Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635