Es de lo más común convertir en miembros de nuestra familia a cierto tipo de mascotas, entre las más comunes, los perros y gatos.

Si bien son animales con los que se puede convivir sin ningún problema durante esta etapa, sí hay ciertas medidas que se deben tomar en cuenta tanto en la espera del bebé como a su llegada.

Así que en caso de tener alguna de estas mascotas en tu hogar, aquí te dejamos algunas de las medidas de seguridad e higiene que no pondrán en riesgo tu salud ni la del bebé, sino todo lo contrario.

Los perros y los gatos son animales sumamente protector y cariñosos, y tanto para él como para el nuevo miembro de la familia, será toda una experiencia estar juntos. Y aunque los perros suelen ser más afines a los niños y sienten una profunda necesidad de protegerlos, es cuestión de mostrarles tanto a ellos como a los gatos, cómo establecer una convivencia sana con tu bebé sin lastimarlo a la hora de los jugueteos.

Toma estas medidas:

Evita que brinque en tu panza

Es probable que esté acostumbrado a saltar hacia ti en cuanto abres la puerta y te ve llegar, o a dejarse caer encima te tu vientre cuando estás recostada. Es importante que le enseñes a evitar este tipo de movimientos tan bruscos mientras tienes a tu bebé en la pancita, de lo contrario tanto tú como él podrían resultar lastimados.

Enséñale modales

Si ya pasó su etapa de cachorro y no adoptó buenos hábitos, es hora de enseñarle. Si es muy juguetón, si muerde cosas, salta de un mueble a otro, rasguña, no avisa cuando quiere ir al baño y muerde muy fuerte a la hora de jugar, es necesario que acudas con un experto, pues dichos modales no son tan fáciles de aprender, y menos en etapa adulta. Asegúrate de que a la llegada de tu bebé tu perro estará preparado para recibirlo con amor y cuidados, y no lo contrario.

Aplícale sus vacunas

Asegúrate que su cartilla está en orden y no hay riesgo de que contraiga ninguna enfermedad, de esta manera asegurarás el bienestar tanto de tus mascotas, como el de los demás miembros de la familia. Incluso podrías aumentar las visitas al veterinario y asegurarte que tanto la salud de tus peluditos, como la tuya y la de tu bebé está bien.

Cuidado con la Toxoplasmosis

La Toxoplasmosis es una infección causada por un parásito, y que puede ser transmitida por los gatos, quienes lo eliminan por materia fecal. Entrar en contacto con ella puede ocasionar graves complicaciones durante el embarazo, tales como defectos en el nacimiento del bebé, y en el peor de los casos, el aborto espontáneo. Los síntomas principales son dolores musculares, hinchazón de glándulas, dolor de cabeza, cansancio extremo, dolor de garganta y fiebre.

 


Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635