Cuando tenemos en brazos a nuestro bebé por primera vez, lo único en lo que podemos pensar es en protegerlo y no permitir que nada le pase.

Sin embargo, el primer año de su vida podría ser en el que se presenten más enfermedades, y seas madre primeriza o no, debes estar informada, preparada y calmada para enfrentar estas eventualidades.

Conoce algunas de las enfermedades más comunes de los bebés y cómo mantener la calma para actuar con rapidez y sin estrés.

Amigdalitis

Es de causa bacteriana y provoca congestión nasal y tos. Se llega a presentar fiebre sumamente alta y se nota un ligero enrojecimiento en la garganta procedente de la pus en las amígdalas. Una vez que detectaste los síntomas lleva a tu bebé con su doctor de cabecera. De hecho, siempre que haya fiebre debes informarle a su pediatra, y él te dirá si necesitas llevarlo a consulta.

Infecciones en vías respiratorias

Se podrían dar en dos casos: vías altas (tos o congestión nasal), un problema sumamente común y tratable que no es grave. Sin embargo, también se llegan a presentar problemas en las vías bajas, los cuales suelen ser de mayor gravedad, pues puede tratarse desde una neumonía hasta una bronquitis. Lo más probable es que tu bebé necesite antibióticos, así que consulta a tu pediatra cuando escuches la primera alerta de tos congestionada.

Gastroenteritis

Consiste en la inflamación de las mucosas del estómago e intestino debido a una infección, por lo que requiere antibiótico. Las señales empiezan con vomito o diarrea. Mantén la calma y manténlo hidratado en todo momento hasta llegar con el pediatra.

Afecciones en la piel

También requieren de una guía médica, pues son aquellas conocidas como rubeola, sarampión, urticaria infecciosa y varicela. Algunas son contagiosas por lo que debes ser cuidadosa con el contacto entre tu bebé y otras personas. El primer paso es detectar el tipo de salpullido y llevarlo de inmediato con tu doctor. 

Otitis

Puede considerarse como una infección bacteriana dentro del oído y suele darse por la complicación de una gripe. Los síntomas van acompañados de llanto cada que tu bebé come o traga agua. Es necesario recurrir al doctor y evitar a toda costa los cotonetes.



Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635