.

Desde su descubrimiento, las células madre han impactado al mundo de la medicina y la investigación. La promesa que plantean para el tratamiento de diversos padecimientos es tal, que su estudio ha generado un nuevo campo, la medicina regenerativa.

Si bien esta promesa de tratamiento es grande, el camino necesario para poder darles una aplicación clínica suele ser largo y complicado. Son muchos los grupos enfocados en este problema, y los avances son cada vez más numerosos y extensos, con nuevas pruebas clínicas que nos acercan más y más a un uso terapéutico más generalizado para estas células.

Teniendo esto en cuenta, es útil conocer cuatro enfoques del uso de las células madre para conseguir un beneficio clínico: a) transplante de células madre, b) terapia celular, c) regeneración de tejidos, y d) descubrimiento de fármacos. Los primeros dos enfoques enfatizan la capacidad de la células madre para multiplicarse y convertirse en otras células, la diferencia entre uno y otro consiste en el método para aprovechar esta capacidad. Los transplantes de células madre nos permiten extraer estas células del cuerpo del paciente o de un donador compatible para posteriormente introducirlas para tratar un padecimiento; un ejemplo de ello son las células madre de la sangre de cordón umbilical que pueden restaurar el sistema sanguíneo e inmune del paciente y que pueden ser almacenadas en tanques de criopreservación por un tiempo indefinido.

Por su parte, la terapia celular aprovecha el conocimiento que tenemos de las señales necesarias para estimular y guiar la diferenciación de las células madre para reprogramar o manufacturar artificialmente las células de nuestro cuerpo y así reemplazar las células dañadas por la enfermedad o alguna lesión. De este modo podríamos generar células madre en grandes cantidades y dirigirlas a tipos celulares específicos previos a un transplante.

El enfoque de regeneración de tejidos utiliza lo que sabemos sobre los mecanismos que inician y mantienen a las enfermedades para revertir sus procesos; por medio de la manipulación de los factores que incrementan la actividad de las células madre o la inhibición de los genes responsables de la enfermedad, se puede aprovechar a las células madre como “supervisores” de los procesos naturales de recuperación y regeneración de los tejidos del organismo. Por último, al manipular a las células madre, los científicos pueden recrear enfermedades humanas en modelos de
laboratorio que les permiten aislar y multiplicar a las células responsables de los procesos de enfermedad y así descifrar sus vías y puntos críticos. El uso de estas líneas celulares está llevando al descubrimiento de nuevos fármacos y nos permite generar una gran cantidad de células específicas a cada padecimiento para probarlos, disminuyendo el riesgo de los tratamientos experimentales en pacientes.

Todos estos enfoques en conjunto se están empleando para buscar la mejor estrategia terapéutica posible para muchas enfermedades. Por medio de pruebas clínicas se están refinando los tratamientos con células madre para poder aprovechar al máximo el potencial de estas células y así ayudarte a sentirte mejor.

Link: Ir al artículo

Regresar






Nuestros Socios

  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635