Cada año nacen millones de bebés prematuros en el mundo, tan solo en 2010 casi 11% de todos los nacimientos a nivel mundial fueron prematuros, un porcentaje mayor que lo reportado en otras décadas. Si bien los avances médicos en el cuidado de estos bebés han conseguido incrementar la tasa de supervivencia de los niños, aún no se han desarrollado terapias para tratar el daño cerebral que comúnmente se asocia con su condición prematura. La discapacidad más común en niños prematuros es la parálisis cerebral, 90-100 de cada 1000 niños nacidos antes de las 32 semanas de gestación la presentan y de todos los niños con parálisis cerebral de 35-50% nacieron prematuros.

En el desarrollo cerebral de un bebé, las células nerviosas son sumamente vulnerables a la inflamación, a los radicales libres y a la falta de oxígeno, muriendo rápidamente cuando se enfrentan a condiciones adversas. El daño cerebral en niños prematuros involucra factores como el estado inmaduro del cerebro, la vulnerabilidad de su materia blanca y el efecto adverso de eventos hipóxicos-isquémicos (falta de oxígeno y nutrientes) e infecciosos/inflamatorios, que son comunes en estos nacimientos. Cualquiera de estos dos eventos propicia la existencia del otro y generan un proceso de daño inicial seguido de daños secundarios que pueden darse varios días después del nacimiento, además de disminuir la producción de factores de crecimiento y diferenciación que guían el desarrollo normal del cerebro.

En el caso de nacimientos a término con complicaciones de hipoxia o parálisis cerebral se ha estudiado mucho el uso de células madre de cordón umbilical para disminuir los problemas cerebrales asociados a estos padecimientos. La sangre de cordón umbilical contiene una gran diversidad de células madre y progenitoras con un gran potencial clínico. La presencia de células madre hematopoyéticas, células madre mesenquimales, progenitores endoteliales y células inmunes reguladoras le permiten a las unidades de sangre de cordón tener varios modos de acción terapéutica. Su acción anti inflamatoria e inmuno moduladora es particularmente importante y ha sido el foco de muchas investigaciones en los últimos años. Las células de unidades de sangre de cordón umbilical liberan factores que ayudan a reducir la inflamación y el daño por radicales libres, detener los eventos de muerte celular, reemplazar las células dañadas y estimular el proceso natural de regeneración del cerebro; características deseadas en una terapia eficaz.

Los bebés prematuros tienen una menor cantidad de sangre en su cordón umbilical pero tienen también un mayor número de células madre en su sangre, por lo que cada unidad de sangre de cordón podría ayudar a cada niño que lo necesitara. Los científicos están analizando cada vez más la posibilidad y el mejor método de utilizar la sangre de cordón umbilical para tratar a bebes prematuros con las técnicas que están comenzando a usarse en el tratamiento de niños recién nacidos a termino con problemas cerebrales.

Para más información consulta nuestra página web: www.bscu.com.mx o síguenos en Twitter y Facebook: BSCUmex

Link: Ir al artículo

Regresar






Nuestros Socios

  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu
  • bscu

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635