Cuando Nació en el hospital Monte Sinaí, Jack no estaba respirando. Los doctores lo tomaron inmediatamente y comenzaron los esfuerzos por resucitarlo. Consiguieron salvarle la vida pero tenían malas noticias para sus padres.

Cuando nació en el Hospital Monte Sinaí, Jack no estaba respirando. Los doctores lo tomaron inmediatamente y comenzaron los esfuerzospor resucitarlo. Consiguieron salvarle la vida pero tenían malas noticias para sus padres.

Su hijo tenía encefalopatía hipóxico isquémica (EHI), un tipo de daño cerebral causado por la falta de oxígeno en el cerebro y otros órganos, agravada por una baja circulación sanguínea a los órganos vitales. Probablemente Jack tendría problemas físicos y cognitivos severos.

Con el corazón roto, los padres se pusieron en contacto con el banco Create Cord Blood Bank en Toronto, donde tenían almacenadas las células madre de sangre y tejido del cordón umbilical de su pequeño. Después de varias reuniones con la directora de laboratorio del Banco, la doctora Ayub Lulat, y varios neonatólogos, se accedió a realizar un procedimiento experimental.

Con tan solo 12 días de edad, Jack recibió una infusión con sus propias células madre de la sangre del cordón umbilical, convirtiéndose en el paciente más joven en recibir la terapia en Canadá y el primero en ser tratado con células madre para tratar EHI. Es muy probable que sea el primero de muchos. En círculos médicos y científicos, los tratamientos con células madre se están perfilando como la nueva era para enfermedades como el EHI, el autismo y otros problemas del sistema nervioso. Unos días después del tratamiento, Jack estaba libre de líneas intravenosas y bebía de un biberón en los brazos de su madre, "ese fue el día que pudimos conocer a nuestro hijo", dijo ella.

Jack, quien celebró su segundo cumpleaños el verano de 2016, sigue mejorando. Tiene parálisis cerebral infantil y muchos retos por delante, pero su desarrollo ha superado por mucho la expectativa de sus médicos. Se encuentra mucho más alerta y diestro de lo esperado, dado el grado de daño que sufrió su cerebro al nacer. Su mamá predice mejorías con las siguientes revisiones,"creemos que el trasplante de células madre ha tenido y continúa teniendo un papel importante en su progreso".

La neonatóloga de Jack comparte esta opinión, "basados en las descripciones que he recibido de sus padres y de los médicos que lo atendieron al nacer, esperaría que Jack estuviera mucho más afectado de lo que está ahora", dice la doctora Karen Pape, neurocientífica que ha examinado a cientos de niños con EHI. "Está teniendo una mejoría continua y ha respondido bien a su terapia intensiva".

El uso de células madre -células no especializadas que pueden auto renovarse y en algunas circunstancias convertirse en células específicas de ciertos tejidos- ha probado ser efectivo en el tratamiento de problemas sanguíneos y algunos tipos de cáncer. Aún se requiere de más evidencia de su efectividad en el tratamiento de problemas neurológicos, pero los resultados iniciales son muy prometedores.

La doctora Joan Kurtzberg, pionera de la sangre de cordón umbilical y directora del Banco de Sangre de las Carolinas en Durham (Estados Unidos), está llevando a cabo ensayos clínicos para probar si la sangre de cordón puede ayudar en la reparación cerebral en pacientes que han sufrido infartos cerebrales o sufren de EHI, parálisis cerebral infantil o autismo. Su ensayo de fase I determinó la seguridad del tratamiento. Estudios similares están planeándose o desarrollándose en distintas partes del mundo.

Los papás de Jack encontraron la información sobre el tratamiento investigando sobre el padecimiento de su hijo y citaron esos datos en su intento de convencer a los médicos de infundir a su hijo con sus células madre.

Testimonial 2

La doctora Kurtzberg dice que cuando se trata de problemas neurológicos, los fármacos no previenen o reparan el daño, "creo que las células madre son más capaces de hacer eso, ya que son más sofisticadas. Si probamos que eso es cierto, se abriría toda una nueva vía de tratamiento para enfermedades neurológicas severas - y eso es muy emocionante".

"Los estudios preliminares de la Universidad de Duke indican que la transfusión de células madre es efectiva", agrega Pape. "La descripción clínica del desarrollo de Jack en las primeras 24 horas es impresionante. Realmente parecería que las células tuvieron un efecto clínico considerable".

Los papás de Jack están tan emocionados por los beneficios de almacenar la sangre del cordón umbilical, que han subido un video de su historia en Vimeo y han hablado en distintas reuniones.

"Sabemos que todavía se está investigando, pero creemos que las células madre de la sangre de cordón ayudaron a nuestro hijo y creemos que pueden ayudar a muchos niños más. Solo imaginen los posibles tratamientos futuros", dice la mamá de Jack.

Por supuesto, sus padres enfocan la mayor parte de su energía en su hijo. Es un niño feliz y enérgico, que disfruta mucho del columpio y de reventar las burbujas de jabón que sopla su mamá. "No puedo decirles cuánta alegría nos trae y cuánta esperanza tenemos en su futuro".


Regresar






Nuestros Socios

BSCU, la opción inteligente en almacenamiento de Células Madre.

¡Contrata hoy mismo!
  • Desde el D.F.:
    5135 5955
  • LADA sin costo:
    01 800 999 9022

  • 044 55 3555 9635